lunes, 17 de noviembre de 2008

LA HISTORIA DE UNA FAMILIA EN UNA REGIÓN JUDIA DE RUSIA

Hoy he recibido otra alegría en mi correo electrónico. Nika desde Rusia me ha enviado un e-mail explicándome otra de esas historias tan bonitas que están relacionadas con el patchwork.

Ella vive, con su marido y sus dos hijas, en la región de Rusia llamada Birobidzhan. La mayoría de los habitantes de esta ciudad son judíos y a ellos les enseña la cultura y creencia en Cristo, principalmente a jóvenes y estudiantes.

Nika trabaja en la fomentación de aptitudes religiosas organizando diferentes talleres en los que hacen tarjetas a mano, blog de notas... y, entre todas estas técnicas, el patchwork. Al finalizar la clase, Nika comienza su verdadera labor como misionera.

Aqui os dejo la dirección de su blog para que veais todas esas cosas que hace http://christforchristglory.blogspot.com.

Gracias Nika por tu e-mail !!


3 comentarios:

Andrea dijo...

Hola, pasaba por aqui y vi la nueva historia. Me ha gustado, aunque no me extraña encontrarme con cosas tan bonicas como estas y es que el patchwork hace lazos...ya te lo dige!!
Besos.

PTCRUZ dijo...

Una historia muy bonita. Me meteré ahora mismo en su blog para ver esas maravillas. Saludos

PTCRUZ dijo...

Hola Adelaida. Soy yo otra vez. Acabo de ver que me has dejado un comentario relativo a mi super ¿calabazas? (mi hermana mediana cuando vio la foto en el blog me llamó y me dijo tal cual: "te han quedado preciosas las setas"; ¿setas? ¡qué setas!).
La verdad es que ya he hecho otra cosa (me quedan dos cositas de nada) y creo que no me ha quedado del todo mal. El problema es que no podeis sufrir mis progresos hasta después de Reyes puesto que es para una gran amiga que ve mi blog y me pillaría de lleno.

Para ir avanzando (bueno, acabo de hacer en record de 3 horas dos cojines preciosos con mi nueva máquina de coser) me he apuntado a Sal Tilda de Navidad. Como digo yo, si me sale algo relacionado con la Navidad es porque pondré tela roja.

Me voy que cuando me pongo no paro. Bss. y buena semana